CURSO EN MADRID DE HABLAR EN PÚBLICO CON EFICACIA.


El próximo mes de junio impartiré un CURSO DE HABLAR EN PÚBLICO CON EFICACIA en Madrid.

La mayoría de los españoles tenemos miedo a hablar en público. Muchísimos profesionales de cualquier ámbito sufre, tiemblan, tartamudean o se descontrolan al afrontar cualquier situación de tener que hablar en público. Y muchos no son conscientes de hasta qué punto están perdiendo oportunidades de mejora profesional y personal.

Si te interesa superar esos miedos, o si no los tienes pero quieres mejorar la eficacia de tu comunicación al hablar en público, puedes hacerlo inscribiéndote en este curso, que está dirigido a quienes deseen mejorar estas habilidades. Interesa tanto a profesionales como a estudiantes de cualquier nivel. 

El curso se realizará en dos fines de semana: viernes 3 y sábado 4 de junio; y viernes 10 y sábado 11 de junio en MSL Formación; C/ Marqués de Ahumada, 7.

El horario será el siguiente: viernes de 16 a 21 h y sábados de 9 a 14 h y de 15:30 a 20:30 h, en total 30 h de duración en las que APRENDER A HABLAR EN PÚBLICO y a COMUNICAR CON EFICACIA.

El aforo del curso será de un máximo de 15 alumnos, y las inscripciones se realizarán por riguroso orden de inscripción y pago de matrícula.

Aquí tienes toda la información, ¡ABIERTO PLAZO DE MATRÍCULA, PLAZAS LIMITADAS!






NUEVOS CURSOS DE ORATORIA EN MAYO Aprende a hablar en público con eficacia.

¿Vas a seguir conviviendo con tu miedo a exponer tus ideas delante de un grupo de personas? ¿Vas a seguir sin atreverte a preguntar al final de una conferencia o en una clase? ¿Vas a exponerte al fracaso cuando tengas que presentar tu proyecto fin de carrera, o de grado, o de máster, porque tiemblas sólo de pensar en ese cuarto de hora terrible en el que tendrás que explicar tu proyecto ante un tribunal? ¿Vas a seguir temblando sólo de pensar que tienes que pronunciar una ponencia en un congreso o en una reunión profesional? 

¿Te has parado a pensar en lo maravilloso que es conseguir comunicar tus ideas con seguridad, con confianza, con claridad, con naturalidad, incluso con brillantez? ¿No te encantaría conseguirlo? Pues la solución es bien sencilla: ven a uno de los cursos que impartiré en Valencia en el mes de mayo. 

Te propongo que, por fin, te decidas a solucionar esa carencia que tienes en tu formación. Nunca has aprendido a hablar en público y comunicar con eficacia cuando te diriges a un grupo de personas. 

En el mes de mayo, ofrezco opciones diversas en mis cursos de oratoria para que puedas elegir la que mejor te venga y te decidas de una vez a aprender a hablar en público y comunicar con eficacia, sin complejos, sin miedos, con seguridad, con confianza, con claridad de ideas y disfrutando de la maravilla de la comunicación oral.

Con la formación que ofrezco aprenderás a hablar en público y a comunicar con eficacia; te lo garantizo, y es que cada vez que termino de impartir uno de mis cursos sobre "Hablar en público con eficacia" lo hago encantado con las valoraciones y comentarios de mis alumnos. Por eso te animo a que elijas tu opción preferida y hagas el esfuerzo de inscribirte en uno de mis cursos, con la total seguridad de que te encantará. Y, si al final no fuera así, te devolveré el dinero de la matrícula. ¡Es la mayor garantía que puedo ofrecerte!



¡Aquí tienes toda la información! ¡¡ANÍMATE!! 



CURSO-TALLER PRÁCTICO 'Hablar en público con eficacia', Universidad de Navarra


A finales de abril impartiré una nueva edición del curso-taller "Hablar en público con eficacia". Será en Pamplona, organizado por la Oficina Alumni de la Universidad de Navarra, pero es un curso en el que puede inscribirse quien quiera.  

Cualquier profesional o estudiante puede beneficiarse de esta formación imprescindible para cualquier profesional y de la que los españoles no han recibido ninguna enseñanza. 

Por eso, esta es una buena ocasión para quienes residan, trabajen o estudien en Navarra, para poder inscribirse y solucionar de una vez esa carencia. Les garantizo que su vida profesional, e incluso personal, experimentará una transformación positiva de gran interés. 

Así lo han afirmado quienes ya han participado en estos cursos. Ven y compruébalo personalmente. 

Aquí tienes toda la información. 






OCHO REGLAS DE LA ÉTICA DEL LENGUAJE


En mis cursos, en los que enseño a “Hablar en público y comunicar con eficacia”, siempre insisto a mis alumnos en que deben tener un cuidado exquisito con el uso de las palabras, con el lenguaje que emplean, porque las palabras transportan las ideas que queremos transmitir a quienes nos escuchan. Y que haya una perfecta identificación entre ambas es el objetivo de la comunicación eficaz.

                               

Por eso, las palabras que salen de nuestra boca siempre deben ajustarse como un guante de seda a la idea que queremos transmitir. De esa forma, la idea llegará bien ajustada y adaptada en el interior de esa palabra exacta, de esa palabra acertada, que le sirve de vehículo para llegar a la mente de quienes escuchan.

Y para lograrlo, claro, el buen orador debe tener una gran riqueza de vocabulario, para saber elegir con precisión la palabra adecuada, la palabra pertinente, procurando que sea a la vez, incluso, la palabra más hermosa y más agradable de escuchar.           

Reflexionando sobre esto, he recordado que esta idea, precisamente, es una de las “Ocho reglas de la ética del lenguaje”, que el filósofo francés Michel Lacroix escribió en su libro “Palabras tóxicas, palabras benevolentes. Por una ética del lenguaje” y que yo transmito siempre a mis alumnos para que aprendan a ser buenos oradores:
                                
1. Mi palabra debe ser cordial: debo saludar, despedirme, dar las gracias. 

2. Mi palabra debe ser amable: debo dejar en el aire una suerte de puntos suspensivos para que el otro se exprese; no debo ridiculizar a nadie en público.                         
                                                            
3. Mi palabra debe ser positiva: debo ser una fuente de inspiración para los demás.

4. Mi palabra debe ser respetuosa de los ausentes: debo evitar el encadenamiento incesante de juicios sobre los demás, como si la conversación fuera un tribunal virtual.

5. Mi palabra debe ser tolerante: debo exponer mi punto de vista de manera no violenta, escuchar las opiniones distintas a la mía; la buena voluntad de discutir y escuchar es el fundamento de la democracia.



6. Mi palabra debe ser la guardiana del mundo: debo mostrar admiración por lo que me rodea, el mundo natural y el social. Es mejor el exceso de admiración que el exceso de desprecio.

7. Mi palabra debe ser responsable del lenguaje: debo hablar bien mi lengua materna, emplear la palabra exacta, respetar la gramática y la pronunciación, tratar de expresarme con elegancia y refinamiento.

8. Mi palabra debe ser verdadera: Debo evitar la mentira, los eufemismos hipócritas y las exageraciones injustas.


Curso de "Hablar en público y comunicar con eficacia".



En marzo he impartido un curso de "Hablar en público y comunicar con eficacia" a dos jóvenes profesionales valencianos.




La ventaja de ser un grupo muy reducido es que han tenido más ocasiones para practicar, e incluso de repetir los ejercicios, esforzándose por corregir defectos. 

La diferencia entre el ejercicio del primer día y el ejercicio con el que terminó el curso, fue impresionante. Cuando los alumnos se esfuerzan por interiorizar lo que les enseño y ponerlo en práctica, el resultado es espectacular. 

Ellos mismos terminan encantados, dándose cuenta de cómo han mejorado en el transcurso de las treinta horas del curso. Ahora están en disposición de poder hablar ante quien sea, sin problemas y de forma eficaz, centrándose de verdad en lo que importa: su mensaje y el público al que se dirigen.


UN TEXTO ESCRITO ES COMO UNA PARTITURA.



El control y la educación de la voz es fundamental para un buen orador. 

Un buen ejercicio para hablar en público es leer un texto en voz alta, marcando muy bien las pausas, vocalizando, articulando los sonidos y respetando los signos de puntuación.

Un texto escrito es como una partitura. Debes interpretar con rigor los signos que el escritor-compositor ha escrito en el texto-partitura, para que suene como él ha previsto, grabar el sonido y escucharlo con espíritu crítico, fijarte en cómo suena y corregir defectos. 

Corrígelos, vuelve a grabar esa lectura en voz alta, modifica lo que tengas que modificar y sigue insistiendo hasta que tu voz suene de la mejor forma posible, impostada, con presencia, con personalidad, con modulación, con ritmo, con entonación y con expresividad. El orador que consigue esto y que lo controla de modo eficaz, tiene mucho terreno adelantado para comunicar con eficacia y ser aceptado por su audiencia.

Todo esto lo puedes aprender en mis cursos sobre "Hablar en público y comunicar con eficacia". 


EL FACTOR HUMANO Y LA COMUNICACIÓN EFICAZ


Conferencia que he impartido en Forinvest, en Feria Valencia, en el contexto del 90 Aniversario del Colegio de Agentes Comerciales de la Comunidad Valenciana. En la imagen junto a Antonio Soriano y Carlos Requena, Presidente y Vicepresidente del Colegio de Agentes Comerciales de la C.V.

Este jueves 10 de marzo, he impartido una conferencia en el Colegio de Agentes Comerciales de la Comunidad Valenciana, en el contexto de Forinvest, en Feria Valencia. Les he hablado sobre "El factor humano y la comunicación eficaz".

En la conferencia les he hablado de las virtudes que, como buen comunicador, debe poseer el agente comercial: empatía, simpatía, conocimientos, proactividad, resiliencia, asertividad, buena imagen, sencillez, profesionalidad, elocuencia y capacidad de persuasión.

Les he hablado sobre la figura del agente comercial y su íntima relación con la comunicación eficaz, elemento clave, vital, imprescindible para su éxito profesional.

Entre otras cosas, les he dicho que en el trato con el cliente, el agente comercial desarrolla un completo proceso de comunicación, que se produce desde el primer contacto visual, antes de empezar a hablar, hasta el último instante de la despedida. Pero, además, para que esa comunicación sea un proceso de éxito, debe estar precedida de una concienzuda y meticulosa preparación. Pero, una vez hemos preparado a conciencia esa reunión, como he dicho antes, es crucial dominar a la perfección las cualidades del buen comunicador.

La confianza en uno mismo es vital para poder construir de forma eficaz el perfil de un buen agente comercial. Y esa confianza requiere tener una actitud positiva, que se alimenta con pensamientos positivos, que construyan, que asienten una personalidad firme y decidida. Los pensamientos positivos generarán en nosotros una actitud positiva, necesaria para afrontar el acto de comunicación que es, en definitiva, el acto de venta.

Les he dicho también que es más que evidente que un buen agente comercial debe ser proactivo, lo que significa que no debe lamentarse de las circunstancias adversas que rodean su actividad, como una excusa para desanimarse y arrugarse ante ellas. 


Vender en momentos económicamente boyantes y con los índices de consumo interno por las nubes, puede hacerlo cualquiera. La venta apenas requiere esfuerzo. 

Vender en períodos económicos difíciles, como los de los  últimos años, está reservado para los mejores, para los proactivos, para los que saben mantener la ilusión, la entereza, la seguridad, la convicción firme en las propias posibilidades y capacidades.

El buen agente comercial, como el buen comunicador, debe poseer la capacidad de la elocuencia, que es la capacidad de expresarse en público de forma fluida, elegante y persuasiva. Y para persuadir, entre otras cosas, debe ser capaz de transmitir empatía y simpatía, e inspirar confianza, seguridad y autoridad; es decir, conocimientos profundos de la materia de la que habla.

También les he hablado a los agentes comerciales de la importancia de la comunicación no verbal. Les he dicho que un discurso muy bien escrito en cuanto a su contenido, si está mal ejecutado a la hora de hablar en público, no conseguirá mover la voluntad, las emociones ni los sentimientos de nadie. Nos dejará indiferentes. 





Lo ideal, claro, es que los tres elementos de la comunicación estén bien apoyados unos en otros: un buen discurso, bien escrito, con ideas interesantes, con buenos argumentos, pero dicho con buena voz, cuidando el ritmo, sin muletillas, dejando pausas, modulando la voz, entonando de forma adecuada, con expresividad, con un posición corporal que transmita seguridad, serenidad y confianza, mirando a quienes nos escuchan, con una mirada tranquila, firme y segura, sonriendo cuando sea adecuado, poniéndonos muy serios y con gesto grave cuando lo requiera el contenido del discurso, gesticulando con las manos de forma natural…Todo eso hará que consigamos comunicar con eficacia al hablar en público. Y un agente comercial, por supuesto, debe saber poner en práctica todos estos consejos.

Al final, he terminado mi conferencia con un resumen de todo lo dicho y animándoles a tomarse en serio el objetivo de incorporar estos consejos para ir consiguiendo mejorar su nivel de comunicación y, por tanto, su eficacia profesional como agentes comerciales.